La Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa de la UE y cómo las empresas de la industria de la moda pueden prepararse para ella

Esta nueva directiva tiene como objetivo garantizar que las empresas divulguen públicamente información sobre riesgos y oportunidades de sostenibilidad. Descubre cómo afectará el CSRD a tu empresa.

La Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa de la UE y cómo las empresas de la industria de la moda pueden prepararse para ella

La nueva Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa propuesta por la Comisión Europea, también conocida como CSRD, podría suponer un cambio de paradigma en lo relativo a informes de sostenibilidad empresarial. Aunque su aplicación no está prevista hasta 2024, las novedades que introduce han despertado las alarmas en la industria de la moda. A continuación te desvelamos las claves para que tu negocio pueda comenzar a tomar las medidas oportunas para adaptarse a los requisitos establecidos por esta nueva directiva.

Durante nuestro repaso por las normativas europeas que definirían el futuro de la moda a lo largo de este año, señalamos el deseo de la Unión Europea de posicionarse como el primer continente climáticamente neutro para el año 2050. Sin embargo, el objetivo principal del Green Deal está lejos de alcanzarse por el momento. Según un informe reciente del World Resources Institute, el ritmo al que avanza la sostenibilidad es insuficiente para lograr la meta marcada por la Unión Europea para las próximas décadas.

La Directiva de informes no financieros (NFRD), puesta en marcha desde 2018, comenzó como una extensión de los informes financieros anuales. Proporcionando pautas a las empresas sobre cómo divulgar su enfoque para gestionar los desafíos ambientales y sociales e incluirlos en sus informes anuales junto a los informes financieros. Sin embargo, las empresas sujetas a cumplir con esta directiva han tenido flexibilidad para elegir entre una amplia gama de marcos internacionales, europeos o nacionales para divulgar dicha información. La revisión de la directiva vigente se hace imprescindible al demostrar que la información proporcionada bajo la NFRD además de ser insuficiente, carece de calidad, lo que dificulta las comparaciones en el terreno de la sostenibilidad.

Los esfuerzos desarrollados hasta ahora por las compañías resultan escasos. La Comisión Europa presenta la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa con la finalidad de crear un sistema estandarizado que permita a los inversores evaluar y comparar adecuadamente el desempeño y el impacto real en todas las industrias. La CSRD introduce novedades que buscan garantizar el respeto por parte de las empresas europeas de los derechos humanos y el medioambiente en las cadenas de suministro globales.

Desde el punto de vista de la inversión, el desempeño financiero de un negocio ha sido tradicionalmente el foco principal, sin embargo, en los últimos años se ha vuelto cada vez más evidente que la sostenibilidad es un indicador importante del éxito empresarial.

¿En qué consiste la CSRD y qué empresas tendrán que cumplir esta directiva?

La CSRD tiene como objetivo revisar y fortalecer los requisitos existentes introducidos por la Directiva de informes no financieros (NFRD). Bajo esta directiva, las empresas tendrán que informar sobre cómo la sostenibilidad actúa en su negocio y el impacto de sus actividades en las personas y el planeta. 

Esta propuesta extiende el alcance de los informes de sostenibilidad a todas las grandes empresas, coticen en bolsa o no y sin el umbral anterior de 500 empleados. Estas serán las compañías sujetas a cumplir la CSRD:

  • Todas las grandes empresas que cumplan 2 de estos 3 criterios:
    • Ingresos superiores a 40 millones de euros
    • Activos totales superiores a 20 millones de euros
    • Más de 250 empleados
  • Todas las empresas con valores cotizados en mercados regulados por la UE, excepto microempresas.
  • Las pymes, pequeñas y medianas empresas cotizadas se benefician de 3 años más para la implementación.

En general, la propuesta tiene como objetivo garantizar que estas empresas proporcionen información de confianza y comparable relativa a sostenibilidad. Lo cual facilitaría un flujo constante de información sobre sostenibilidad a través del sistema financiero.

La propuesta también pretende simplificar el proceso de presentación de reportes. Los estándares de informes de sostenibilidad de la UE buscan convertirse en un sistema único que ofrezca a las compañías una solución común que satisfaga las necesidades de información de los inversores y del resto de stakeholders.

Al igual que en los informes financieros, la CSRD requerirá la auditoría de terceros para garantizar que la información reportada sea precisa. Además, la digitalización de dichos informes también será necesaria para mejorar el acceso a los datos, reutilizarlos dentro del sector financiero y permitir la realización de comparaciones.

¿Cuándo se activará la CSRD?

A mediados de 2022 se espera que el Parlamento Europeo y los estados miembros en el Consejo negocien un texto legislativo final. Para finales de 2022, está previsto que la Comisión adopte el primer conjunto de estándares de informes bajo la nueva legislación. Si esto sucede así, a partir del 1 de enero de 2024, las empresas grandes cotizadas podrían implementar los estándares por primera vez a los informes publicados en 2024. En 2026, se espera que las empresas restantes puedan aplicar la directiva.

¿Cómo se puede preparar el sector textil para la CSRD?

  • Cooperación interdepartamental. La sostenibilidad no es cosa de un solo departamento, se extiende a lo largo de la empresa. Para cumplir con la directiva, las compañías necesitarán que la mayoría de sus departamentos participen en el proceso. Será imprescindible poner los criterios ESG a la par con los informes financieros de la empresa.
  • Agilidad en la ejecución. No hay tiempo que perder, cuanto antes se implique tu negocio en la recopilación de la información requerida, más sencilla será la implementación de la directiva cuando entre en vigor. Las cadenas de suministro en la industria de la moda son complejas y tener un conocimiento exhaustivo de ellas requiere tiempo y dedicación. 
  • Soporte externo. La CSRD con su verificación por parte de terceros agrega otra capa de responsabilidad a las empresas. Contar con el apoyo de una entidad externa que evalúe esta información será crucial para garantizar su credibilidad y que no existan problemas llegado el momento de revisión de la información proporcionada.

La Unión Europea se encuentra en constante búsqueda de nuevas fórmulas que garanticen el cumplimiento de la responsabilidad social y medioambiental del tejido industrial. En BCOME podemos ayudarte a cumplir los requisitos establecidos por la nueva directiva para que tu compañía esté preparada para su entrada en vigor. La sostenibilidad no tiene por qué ser complicada, en BCOME la hacemos fácil para tu negocio.

Reserva una demo para llevar tu rendimiento de sostenibilidad al siguiente nivel

Descubre en menos de 30 minutos cómo la tecnología líder en sostenibilidad para negocios de moda puede ayudar a tu empresa.

Reserva una demo

Sign up to our newsletter

Join our weekly newsletter for new content updates, best practices in sustainability and much more!